fbpx

Inicialmente se creería que celebrar una fecha como San Valentín en una empresa no es necesario o es algo que no está muy relacionado con el ámbito laboral. Sin embargo, sí es una buena excusa para integrar equipos y salir de la rutina.

La importancia de las actividades de integración

Con la virtualidad que nos trajo la pandemia, muchos equipos cambiaron, crecieron, sumaron nuevos integrantes de manera remota. Esto implica que muchos de los colaboradores, si bien trabajan en el día a día, no se conocen en otros ámbitos. Las integraciones grupales se convierten en un elemento clave. 

Estos son algunos de los beneficios que traen este tipo de actividades: 

  • Aumenta la motivación de los empleados
  • Mejora el trabajo en equipo y fomenta la comunicación
  • Reduce el estrés y evita el síndrome de burnout
  • Fomentan la participación y la confianza

Harvard Business Review está de acuerdo con nosotros y destaca la importancia de estas actividades como parte fundamental para mejorar las relaciones en el trabajo: “las personas en las organizaciones necesitan trabajar juntas. Por lo tanto, los gerentes y empleados deben fomentar la colaboración, la confianza, las relaciones personales, la diversión y el apoyo. En un entorno cada vez más global y virtual, los desafíos para los empleados y gerentes serán cultivar estas relaciones personales. Fomentar las amistades requiere un esfuerzo proactivo”.

Ahora sí, a lo que vinimos. Estas son algunas ideas para celebrar San Valentín en una empresa. 

Ruleta con premios para darle a los colaboradores

A todos nos gustan los regalos. Una dinámica de rifa o de ruleta donde le des premios relacionados con San Valentín en el trabajo puede ayudar a los colaboradores a salir de las rutinas y divertirse.

Bolsas de detalles de San Valentín

Puedes dar una bolsa de pequeños detalles para cada empleado con dulces, tarjetas de regalo o una nota escrita a mano. Si no quieres dar bolsas, por temas de sostenibilidad, puedes pensar en algo reutilizable como vasos de vidrio, jarras o hasta macetas.

Crea una actividad de intercambio de mensajes

En San Valentín, particularmente en Estados Unidos, se suelen regalar cartas para expresar amor, interés o gusto. En un ambiente laboral, esto puede ser algo inapropiado y se puede prestar para malos entendidos o situaciones incómodas, por eso te sugerimos que sí propongas un intercambio de mensajes de cartas o mensajes, pero de agradecimiento.

¿Hay algún colega, líder, compañero al que le quieras agradecer por ese día en que te ayudó? Todos lo tenemos, así que este puede ser el momento para dar gracias.

Realiza una acción de responsabilidad social

San Valentín es una época para celebrar el amor y la amistad. Un acto de amor y generosidad es ayudar a los demás. Puede ser entonces, una buena “excusa” para realizar una actividad donde hagas una donación a población vulnerable, apoyes una causa ambiental, etc.

Muchos colaboradores disfrutan poder participar en causas que impacten socialmente y puede ser una forma de ligar un tema divertido con algo mucho más formal.

Al final, no importa cuál actividad realices, lo importante es que esté alineado con tu cultura organizacional y tus valores corporativos. Recuerda que siempre puedes sacarle provecho a las festividades y fechas importantes para estrechar lazos en tu compañía.