fbpx

Hoy en día, en la era digital,  la tendencia mundial es hacer todo por internet, lo que no esté soportado en este medio pasa a ser obsoleto. Cada vez más cientos de usuarios, aplicaciones y dispositivos se unen a la red para seguir generando flujos de datos e información. Aquellas empresas que no tengan como parte de su estrategia la innovación están destinadas a desaparecer, pues la era digital ha cambiado no solo la forma de hacer negocios sino también el comportamiento de los consumidores.

Lo digital como método de supervivencia

Según un estudio de la firma de investigación Gartner, para 2019 el 37% de los negocios a través del mundo se harán de forma digital. En el caso de Latinoamérica, el porcentaje de negocios digitales para 2016 fue del 23% y se espera que para 2019 sea del 48%, representando un incremento de más del 100%. Esta transformación digital lleva ya varios años devorándose el mundo y viene acompañada de muchas oportunidades para las empresas, pero también de muchos riesgos para las que no se adapten. Es necesario comenzar a generar ventas digitales, ya no para sacar ventaja, sino para sobrevivir.

No quedarse en el marketing digital

Actualmente muchas empresas están incursionando en el marketing digital, dando sus primeros pasos en el mundo de las tecnologías de la información. Si bien es importante tener presencia en redes sociales y en buscadores en internet, éste no debe representar un único plan de acción. Según la naturaleza de nuestro negocio, es esencial encontrar la forma óptima de vender nuestros productos y servicios a través de la red, así estos no dependan de las tecnologías de la información como fuente de valor agregado.

La prospección digital

Internet, y especialmente las redes sociales, ofrecen una fuente casi ilimitada de información acerca de las personas; tales como: su vida laboral, sus emociones, sus gustos y sus actividades. La clave del éxito consiste en saber buscar la información que nuestro negocio necesita.

Para los negocios B2C (venta de empresa a consumidor final, por sus siglas en inglés) generar seguidores o “fans” en redes sociales tales como Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat, y compartirles contenido de interés (muchas veces de manera trivial), puede ser una actividad clave para generar ventas. En el caso de los negocios B2B (de empresa a empresa, por sus siglas en inglés), la información trivial y los millones de “fans” pasan a un segundo plano y el “social selling” cobra una mayor importancia. El “social selling” es el uso de redes sociales para establecer una comunicación directa con potenciales clientes y tiene como principal herramienta a LinkedIn, la cual es una valiosa fuente de prospección digital.

Las ventas y la forma de vender en la actualidad  ha ido mudando del todo hacia lo digital y es necesario que avancemos, mejorando e implementando nuevas  técnicas como el “social selling” para lograr adaptarnos y sacarle el mejor provecho a estos nuevos escenarios tecnológicos que se presentan a diario y que son la llave para entrar exitosamente en el mundo del comercio digital.

Leer también: Transformación de las ventas en la era digital