fbpx

El liderazgo femenino sigue siendo un tema a tratar en las compañías. Aunque el 8 de marzo es la conmemoración del Día de la mujer, y representa ese camino de miles de trabajadoras para conseguir los derechos de los que gozan las mujeres, parece que aún cuesta reconocer la capacidad femenina para dirigir. 

No hay que negar que muchos logros se han obtenido, y son muchas las mujeres a la cabeza de compañías y organizaciones. Sin embargo, todavía se habla de una brecha salarial y de distinciones en cuánto al género de los profesionales. 

Lo ideal es no irse a ningún extremo, no se trata de otorgar reconocimientos por el hecho de ser mujer y negárselo a un hombre que hizo méritos para conseguirlo, hablamos de ofrecer un ambiente laboral que entrega las mismas oportunidades a todos. 

Entonces, en este día de la mujer nuestra intención es compartir algunos síntomas que pueden pasar por alto y producen esa brecha laboral. 

¿Existe liderazgo femenino en tu empresa?

Está más que demostrado que las mujeres poseen una gran capacidad para liderar, son buenas en la gestión de personal y crean un ambiente creativo en las organizaciones. Pero, puede que si le echas un vistazo a las cabezas de la empresa, es poca o nula la representación femenina.

¿Por qué? De pronto los gerentes siguen anclados a pensamientos de otra época o no se ha dado la oportunidad de encontrar profesionales idóneas para estos cargos, pero es un síntoma para prestar atención en la cultura organizacional.

¿Cómo es el liderazgo femenino?

¿Sabes cuáles son las características del liderazgo de las mujeres? Tienen un sabor diferente al masculino, y no intentamos decir que uno es mejor que el otro, solo entender cuál es ideal para las áreas de una empresa.

A continuación te contamos algunas de estas características:

Multitasking a cualquier hora del día: 

Existe una creencia popular que dice que las mujeres son capaces de hacer muchas cosas al mismo tiempo, claramente hay un tono exagerado en esta creencia, pero tiene algo de verdad. Las mujeres han demostrado tener la capacidad de actuar y pensar en varias cosas en un mismo momento. Esto facilita la toma de decisiones en situaciones claves y de crisis en la empresa.

Las personas importan:

Una líder suele ser abierta con su equipo y cercana, le ofrece transparencia a las personas y la posibilidad de acercarse a ella sin un muro invisible que los separe. Una habilidad que ofrece mucho potencial para comprometer al equipo con los proyectos corporativos. 

Un camaleón que se adapta a nuevos espacios:

Esta es una habilidad que sirve en cualquier momento y en cualquier empresa, las startups son las que más lo necesitan, pero los cambios los tienen que afrontar todos. Gracias a la forma innovadora, creatividad y con estándares altos de calidad, el cambio lo aceptan y transitan sin tanto recelo.

Empáticas:

Aunque por mucho tiempo lo consideraron un defecto, y de hecho una razón para evitar el liderazgo femenino, hace tiempo ese pensamiento de quedó atrás. Su capacidad para no olvidar que trata con personas y no robots, genera resultados y compromiso. 

Trabajo en equipo

El liderazgo femenino se caracteriza por ser cooperativo, lo que hace natural el trabajo entre áreas, promueve la inclusión, la participación y el empoderamiento de las personas a las que lidera.

¿Cuál es la motivación de tu personal para capacitarse?

En nuestro informe “Cómo impactamos a nuestros estudiantes 2021”, los colaboradores que se capacitan en nuestra plataforma, respondieron una encuesta para contarnos su percepción de la capacitación. Una de las preguntas hablaba sobre la motivación para estudiar en cuanto a beneficios.

En los resultados de esta pregunta en particular, evidenciamos como las mujeres duplicaban a los hombre en la respuesta “poder destacar en el mercado laboral”. Esta no es una verdad absoluta sobre todos los países y todas las empresas, pero es una cifra para prestarle atención.

Este síntoma puede ser bastante imperceptible, pero si en tu compañía las mujeres sienten que deben esforzarse más para destacar, algo puede estar pasando.

De igual forma, la capacitación es un aliado para combatir estas diferencias, con plataformas de entrenamiento online, que ofrecen un vasto catálogo de cursos que eleve el nivel de la hoja vida, y es accesible para todos, hombres y mujeres, cada uno decide cómo lo aprovecha. 

Igualdad de condiciones para todos

La brecha no es solo salarial, lo ideal es evaluar todas las condiciones que se entregan a los trabajadores, y cuáles son las que impiden que el liderazgo femenino exista en la empresa.

Por ejemplo, ¿conoces alguna política que niegue la contratación de una mujer que está en sus 30’? Sabemos que la maternidad es un tema de discusión en las empresas, pero al punto de no contratar profesionales porque están en una edad reproductiva, es un síntoma que aumenta esta brecha.

Este es un ejemplo bastante extremista, pero son estos síntomas los que debes identificar para darle lugar al liderazgo femenino, que entrega resultados en compromiso, productividad, proactividad, orientación al logro y por supuesto, cifras positivas en los objetivos.