fbpx

La inclusión y diversidad son temas que hoy en día han cobrado una gran importancia en el mundo laboral y no es para menos. Al promover una cultura empresarial que tenga como pilares estos valores, se logra un mejor ambiente laboral y una empresa mucho más empática que logra soluciones que involucren diferentes tipos de personas. 

Cultura, diversidad e inclusión en las empresas

La cultura empresarial hace referencia a la forma en la que los miembros de un equipo piensan, sienten y actúan. Es el reflejo de sus valores, reglas y costumbres sin que necesariamente estén escritos o estipulados. 

Según la RAE, diversidad es 1. f. Variedad, desemejanza, diferencia./ 2. f. Abundancia, gran cantidad de varias cosas distintas. La diversidad es cualquier dimensión que puede ser usada para diferenciar grupos y personas entre sí. Hace referencia a las características que poseen las personas que integran una organización o empresa. 

Cuando hablamos de dimensiones nos encontramos con 3 grandes grupos principales que existen: 

Diversidad demográfica: hace referencia al origen y es algo que no se puede cambiar, como el país de origen, la etnia, la edad o una discapacidad de nacimiento. 

Diversidad experiencial: tiene que ver con todas las experiencias de vida que nos hacen diferentes a los demás por cuanto vivimos y experimentamos que nadie puede vivir de la misma manera.

Diversidad cognitiva: se relaciona con la forma de pensar frente a los distintos escenarios en el mundo.

Por su parte, inclusión para la RAE significa 1. f. Acción y efecto de incluir. / 2. f. p. us. Conexión o amistad de alguien con otra persona. En términos más prácticos, la inclusión es respeto por todos los individuos y grupos sociales para que todos puedan realizarse como individuos, independientemente de sus características, habilidades,cultura o necesidades.

En términos más empresariales se refiere al hecho de tener una mezcla sana de personas con las características mencionadas cuando hablamos de diversidad, agregando valor a la misión de la empresa. 

El valor de la diversidad es justamente la inclusión porque vuelve importante y relevante esas características que hacen única a una persona y la permite entrar en un entorno participativo. 

Maira Andrade, Diversity, Equity & Inclusion Manager en Adidas, asegura que es justamente la diversidad la que garantiza la supervivencia de la especie humana y añade, llevando este tema a un ambiente corporativo, que “si toda la gente pensara igual en una empresa, no habría innovación”. Es justamente de las diferencias que surgen las grandes soluciones a los problemas. 

Sentido de pertenencia o belonging

Este término hace referencia a aquello que se da cuando dentro del grupo se valoran y respetan las diferencias, promoviendo una ambiente abierto y respetuoso, donde la gente da lo mejor de sí, porque pueden ser ellos mismos.  

Sin embargo, para implementar una cultura de diversidad, inclusión y pertenencia se necesita crear un plan que apoye la estrategia de tu negocio. En este punto es importante que te preguntes: 

  • ¿Cuáles son los retos de tu empresa?
  • ¿Por qué trabajar en diversidad, inclusión y pertenencia ayudará a tu empresa a superarlos? 

Entonces, si un reto de tu empresa supone diversificar los productos y servicios será necesario encontrar los diferentes puntos de vista dentro de los colaboradores de la compañía y no solo en términos de mejora, sino en la búsqueda de necesidades de los posibles clientes.

¿Por qué es importante visibilizar la diversidad dentro de una empresa?

Al promover una cultura que proteja y practique la diversidad y la inclusión se generan ambientes de respeto, innovación, trabajo en equipo y productividad que impactan en la razón de ser y los resultados de las organizaciones. La suma de talentos de todas las diversidades brinda ideas y puntos de vista diferentes para proporcionar soluciones más efectivas. 

Reconocer la diversidad es algo que todas las empresas deberían hacer, pero no deberían quedarse ahí solamente. Hace falta desarrollar procesos de inclusión que garanticen la participación de todos y cada uno de los colaboradores a partir de sus diferencias individuales o marcadores identitarios.

Latinoamérica ha atravesado diferentes procesos históricos que implican ciertas barreras u obstáculos para diferentes grupos de personas con marcadores identitarios. Por ejemplo, las personas racializadas enfrentan el racismo; las personas no heteronormadas enfrentan la LGBTQ+fobia; las personas con discapacidad enfrentan el capacitismo, y las mujeres, el machismo.

La diversidad y la inclusión deben ser parte de la agenda estratégica de la organización, pues sólo así es que se empiezan a cambiar las estructuras que determinan nuestra comprensión de la realidad social en la que vivimos. Para ello, la diversidad y la inclusión deben atravesar cada una de las áreas de la organización, desde la de producción hasta la de marketing.

¿Cómo garantizar una política de inclusión efectiva?

Para esto, no basta con que la organización se encargue de comunicar a los colaboradores lo que es la inclusión o lo que esperan de parte de ellos, sino que es necesario implementar acciones concretas que ayuden a cambiar las estructuras de los sesgos cognitivos más arraigados.

Las principales acciones que puedes emprender en tu organización son las siguientes: 

  • Fomentar redes de apoyo
  • Eliminar actitudes negativas y prejuicios
  • Realizar las adaptaciones necesarias del ambiente laboral
  • Fomentar las leyes contra la discriminación.

 Acciones para garantizar un entorno más inclusivo en tu empresa

Hay 5 herramientas que puedes poner en práctica para alcanzar un entorno inclusivo. Estas son:

  1. Trata a los demás como te gustaría que te traten.
  2. Rodéate de personas distintas a ti.
  3. No esperes que las personas “diversas” sean una “Wikipedia de la diversidad”.
  4. Cometerás errores y está bien.
  5. Sé abierto con lo nuevo y no invalides las experiencias de los demás.

 Ventajas de la diversidad e inclusión en una empresa

  1. Variedad de perspectivas: entre más diversidad exista entre los colaboradores, más ideas para resolver problemas o renovar productos. 
  2. Aumento en la creatividad: si en tu organización todos tus colaboradores tienen perfiles diferentes, cuentas con más ideas para mejorar la satisfacción de tus clientes o lograr atraer nuevos compradores.
  3. Mayor productividad: un equipo diverso puede contribuir a la mejora de resultados y a los tiempos del equipo, porque cada uno suma habilidades y talentos para concluir el objetivo con mayor calidad y en menor tiempo. 
  4. Entorno organizacional saludable: reconocer y respetar a cada miembro del equipo en todas sus dimensiones. Esto refuerza el sentido de pertenencia de los colaboradores. 
  5. Mejora la reputación de marca: las empresas con esta filosofía son mejores empleadores porque implementan prácticas de respeto y reconocimiento. 
  6. Impacto global: cuando hay representantes de diferentes ciudades o regiones y hay representantes de ellas dentro de los equipos de trabajo se cuenta con una mayor capacidad para marcar la diferencia en los lugares donde se tiene presencia. 

Entrena a tus colaboradores en inclusión

La inclusión gana cada vez más terreno en las estrategias organizacionales. Algunas empresas lo hacen como respuesta a las normas o prácticas socialmente aceptables, pero otras han logrado comprender los enormes beneficios de tener equipos diversos. Esto se consigue tanto contratando talento diverso como enseñándole a los colaboradores a ser inclusivos.

Entrenar a los empleados sobre inclusión no es solo brindarles una capacitación para tener actitudes relacionadas con esta competencia o conocer su importancia. Ser inclusivo se compone de varias habilidades blandas como trabajo en equipo, comunicación asertiva, entre otras.

Por eso, un verdadero entrenamiento en inclusión debe incluir cursos de otras habilidades como las mencionadas anteriormente. En línea con esto, hay cinco acciones que permitirán forjar entornos laborales inclusivos: compromiso en cascada, que inicia desde la Alta Gerencia; empoderar líderes de primera línea; capacitar en habilidades blandas; no tolerar el mal comportamiento; y medir y rastrear.

Desaprender sesgos inconscientes

Como parte de nuestra supervivencia, todos los seres humanos generan sesgos inconscientes. Se trata de una manera de procesar rápidamente la información para poder tomar decisiones rápidas. Sin embargo, estos sesgos constituyen grandes problemas a la hora de vivir los procesos de diversidad e inclusión en una organización, en la medida en que se tiende a asumir muchos valores de manera irreflexiva.

En la actualidad, los principales sesgos inconscientes son: el de género, el edadismo, el del nombre, el de belleza, el de confirmación, el de afinidad, el de autoridad y el de statu quo. Para tener organizaciones más inclusivas es clave que los colaboradores adquieran conciencia sobre sus sesgos y comiencen a trabajar en ellos.

Y entonces ¿cómo eliminarlo? Hoy en día existe una técnica llamada Debiasing, que busca precisamente eso, acabar con esta clase de prejuicios para mejorar las relaciones interpersonales. Para aplicar en tu empresa debes seguir los siguientes pasos:

 

  • Toma de conciencia: Darse cuenta del sesgo.
  • Decidir el cambio: Tomar responsabilidad y cambiarlo.
  • Autoanálisis: Preguntarse, ¿en qué momentos aplico este sesgo?
  • Planificación: Definir qué acciones tomar para evitar el sesgo. Por ejemplo, si no escuchas a un compañero de tu trabajo cuando da una idea, comienza a hacerlo.
  • Aplicación: La implementación de estas acciones es diaria y debe hacerse con disciplina hasta que se corrija de manera inconsciente.

Otra forma, aún más sencilla de eliminar estos sesgos es contar con opiniones y perfiles de personas variados, pues, en la medida en que una organización tenga personas con diferentes experiencias de vida es más probable que cuente con colaboradores que aportarán diferentes perspectivas de desarrollo y eso, inevitablemente vuelve el ambiente laboral más diverso.

Las habilidades que deben aprender para ser inclusivos

Desde UBITS hemos seleccionado algunas competencias importantes en la construcción de un entrenamiento relacionado con inclusión:

  • Equidad de género
  • Comunicación asertiva
  • Trabajo en equipo
  • Empatía en entornos de trabajo
  • Flexibilidad y adaptación al cambio
  • Escucha activa

Adicionalmente, en UBITS contamos con varios cursos relacionados no solo a las habilidades mencionadas sino también a cómo implementar la inclusión en las compañías. Estos son:

  • Liderazgo inclusivo: cómo ponerlo en práctica
  • Cultura de la diversidad, inclusión y pertenencia
  • Bienestar, equidad e inclusión organizacional
  • El valor de la diversidad

Si te interesa conocer más de nuestros cursos, da clic aquí .

¿Cómo ser líderes inclusivos?

Los líderes son quienes bajan la cultura y los valores de una compañía, por eso son parte clave de una estrategia de entrenamiento en inclusión, pero no solo por que son autoridad sino también porque son quienes dan ejemplo.

En la actualidad, hay una nueva generación de líderes más proclives a construir desde la diferencia y a usar la diversidad como una herramienta para la innovación.

Buenas prácticas del liderazgo inclusivo

​​Las nuevas generaciones de líderes comprenden el entorno diverso, buscar perfiles de todo tipo para abarcar la complejidad social e Impulsar una cultura que permita la expresión de la diversidad. Pero también fomentan la expresión de diferencias, la creatividad y el debate.

 Cultivar una mentalidad abierta a la diversidad:

Documéntate sobre las diferencias sociales de manera abierta, objetiva y sin prejuicios.

Impulsar las manifestaciones de diversidad:

Crea una plataforma de seguridad y confianza para permitir la libre expresión del pensamiento, las creencias, las emociones y los comportamientos.

Facilitar la expresión constructiva de la diversidad:

Crea condiciones para que las personas muestren con orgullo sus diferencias, culturales, educativas, de género, nacionales, étnicas o de cualquiera otro tipo, en armonía con las estrategias organizacionales.

Adoptar técnicas de creatividad divergentes:

Aprovecha la diversidad en tu equipo y conviértelo en un instrumento de innovación y transformación positiva.

Usar un lenguaje incluyente:

Es un error generalizar el masculino al hablar de un grupo de personas con diversa identidad de género. Evita sustituir las vocales “a” y “o” por la “e” o la “x”; mejor utiliza expresiones alternativas que no requieran señalar un género específico.

En conclusión, las empresas que promueven una cultura de diversidad, inclusión y pertenencia tienden a ser reconocidas como mejores empleadoras y se destacan frente a sus competidoras por atraer, retener y desarrollar el mejor talento.

Los entornos diversos fomentan la innovación porque la existencia de perfiles que diferencian a las personas en su pensamiento, creencias, emociones, comportamientos y decisiones permite que se creen nuevas perspectivas y oportunidades de creación.