fbpx

Tener un buen clima organizacional no es una tarea sencilla, a veces, incluso pareciera ser un reto. Sin embargo, sí tiene efectos en indicadores como rotación de personal, buen desempeño de colaboradores, etc. Por ejemplo, el 80% de los accidentes laborales se producen debido al estrés de una cultura laboral negativa.

El clima laboral y la cultura organizacional ayudan a atraer nuevos (y buenos) talentos, a retenerlos y a mantenerlos motivados.

Ya hemos hablado de cómo diagnosticar de manera efectiva el clima organizacional de una empresa. Pero también es importante señalar qué factores debe tener este clima para ser bueno.

Buenas condiciones físicas 

Contar con un buen puesto de trabajo que incluya las herramientas esenciales para ejercer las labores del colaboradores es clave. Actualmente, con el trabajo remoto como una de las modalidades laborales más usadas por las empresas, es importante asegurarse que desde sus hogares, los trabajadores tienen escritorios, sillas y demás elementos ergonómicos así como computadores, mousse, entre otros.

Participación

Un colaborador que se siente partícipe y empoderado en su compañía es un colaborador más comprometido.Según un reporte de Salesforce, los empleados que sienten que se escucha su voz tienen 4,6 veces más probabilidades de sentirse capacitados para realizar su mejor trabajo.

Lograr un compromiso con el colaborador, nos permite que independientemente de los retos que se presenten, estos estén enfocados en cumplir sus objetivos.

Comunicación 

Mantener una buena comunicación es un elemento fundamental para garantizar un buen clima laboral. Comunicación poco asertiva, “chismes de pasillo”, cortocircuitos en la información, entre otros problemas relacionados a este aspecto, pueden causar efectos negativos en el desempeño laboral y crear un mal ambiente.

Impulsar la sinceridad, el feedback y la comunicación transparente, es un primer paso para evitar problemas relacionados con este particular.

Buen liderazgo 

Un mal líder puede causar graves estragos en el clima laboral. La confianza en los líderes es el vínculo más alto para el compromiso de los empleados con un 77%. Es incluso más alto que los motivadores tradicionales como la cultura organizacional (73%) u oportunidades de crecimiento profesional (66%).

Los líderes bajan la cultura y los valores de la empresa por lo tanto deben ejercer bien su labor.

Reconocimiento y desarrollo profesional

Valorar el trabajo de los colaboradores y fomentar planes de desarrollo donde puedan crecer, es un elemento que ayuda a mejorar el clima laboral.

Entrenar a los equipos para que adquieran nuevas habilidades y estén en constante crecimiento es visto como un beneficio para ellos y aumenta su compromiso.