fbpx

Según la encuesta de innovación global de McKinsey, aunque el 84% de los ejecutivos está de acuerdo en que la innovación es importante para la estrategia de crecimiento, solo el 6% está satisfecho con el desempeño de la innovación. Cada vez más y particularmente por los cambios que trajo la pandemia, se ha vuelto imperativo incentivar los pensamientos innovadores en los colaboradores y en las organizaciones.

Puedes escuchar nuestra entrevista sobre cómo ser más persuasivo

Jordi Díaz, Decano de EADA en España y el experto encargado de dictar el bit “Innovación disruptiva”, conversó con nosotros y nos brindó algunos tips para ser más innovadores.

UBITS: ¿Cómo podemos fomentar la innovación en las empresas?

Jordi Díaz: Inicialmente, es necesario entender qué es esto de innovación: se trata de llevar un nuevo valor a los clientes y no clientes, es decir cómo les podemos mejorar su vida. La innovación ataca esos problemas de la vida cotidiana. Adicional a eso, tiene que ser algo escalable.

¿Cómo fomentar, entonces, la innovación? La clave está en estar constantemente cuestionando si podemos hacerlo mejor. Debemos tener una mentalidad de crecimiento y comenzar a pensar que nuestros productos o servicios no son buenos o malos, son mejores o peores, y viven en constante movimiento.

U: ¿Cuáles son los principales errores al momento de fomentar la innovación en los colaboradores?

JD: Dentro del índice de medidas tradicional que usan las empresas actualmente, la innovación suele despistar o confundir a los líderes, porque ser innovador no puede ser medido con los mismos esquemas.

Además, muchas gerencias creen que mejorar lo que está bien es innovar y lo cierto es que eso se conoce como innovación sostenida, pero existe otro concepto que es la innovación disruptiva; ser disruptivo es convertir posible lo imposible, lo exclusivo en inclusivo, lo inaccesible en accesible.

Esto cambia el paradigma, entonces se necesitan lentes distintas, ahí está el reto con los gerentes, porque deben cambiar los índices de medición.

U: ¿Todos podemos ser innovadores?

JD: Sí, ser innovador es una actitud. En los ámbitos empresariales hay una complejidad en esta tarea y es que podemos ser muy innovadores, pero si la cultura organizacional va en contra de esa innovación por más de que haya creatividad, eso va a fracasar. Si las organizaciones no permiten que sus colaboradores innoven, lo terminarán haciendo, pero desde la competencia, porque se van a ir.

U: ¿Qué ejercicios prácticos podríamos hacer para ser más innovadores?

JD: En lugar de buscar cómo solucionar un problema o necesidad, es mejor buscar el problema. Debemos convertirnos en “problems finders”. Hay una compañía que se llama Pixelz que encontró un vacío en la edición de imágenes hace muchos años, pues se dieron cuenta que las grandes compañías debían editar sus fotos para los catálogos virtuales y comenzaron a capacitarlos en eso.

Finalmente, A nivel mundial, los ejecutivos de negocios dicen que el 40 por ciento de las innovaciones en los últimos cinco años han tenido un impacto positivo en los resultados de su negocio “, esto de acuerdo con el Barómetro de innovación global.