fbpx

Cada día más las mujeres adquieren mayor participación en las directivas de las organizaciones. Sin embargo, aún hacen falta más avances en este tema. De acuerdo con una investigación de Deloitte, solo el 9% de las mujeres ocupan la posición de presidente en las organizaciones.

Eso significa que aún queda mucho camino por recorrer para conseguir una verdadera equidad en esos ámbitos. Con el objetivo de impulsar que más mujeres accedan a posiciones de liderazgo en las empresas, Marta Forero, nuestra gerente de operaciones y cofundadora en UBITS, destacó algunos consejos que deben tener en cuenta las mujeres:

Cualquier posición llega con preparación, estudio y esfuerzo

Es nuestra responsabilidad como ejecutivos estar en constante evolución para poder no sólo llegar a estas posiciones sino volvernos buenos mentores de las personas que están iniciando.

Confianza

Creer en lo que hacemos y en la preparación que tenemos es muy importante. No somos una especie diferente. Tenemos las mismas capacidades que los hombres y poco a poco se van abriendo mayores oportunidades.

Apoyo entre mujeres

La mayor barrera para el éxito de los líderes es la competencia, la crítica y la negatividad de otras mujeres. Hazles un favor a tus compañeras de trabajo y ofréceles apoyo, no críticas. Cuando veas que otra mujer tiene éxito, ¡anímala! Ella está allanando el camino para que tú y las futuras mujeres crezcan, así que ofrécele tu mano, tu aplauso y tu generosidad.

Sola no vas a crecer

Busca un mentor que te ayude a crecer como persona y profesional.

Sé auténtica

Las personas necesitan ver tu verdadero ser. Creo que cuando las personas te conocen, les agradas y te respetan, te acompañarán en el viaje. Y cuando tienes esas personas increíbles en el viaje, son las que te guían y te llevan a crecer.

Atrévete a tomar riesgos

Las mujeres tenemos una tendencia a ser autolimitadas: creemos que no podemos hacer algo porque no apreciamos nuestras habilidades. Por eso, a veces estamos menos dispuestas a correr riesgos, salirnos de la caja y a perseguir una oportunidad que se presenta.

Gozar del recorrido

Queremos escalar muy rápido. Las personas suelen aspirar al título, más que al viaje. Es más valioso preguntarse: ¿Qué trabajo sigue que me va a permitir crecer? ¿En qué me destacaré más? Y de esta forma el recorrido te va guiando hacia ser un gran ejecutivo.

Por su parte, Claudia Varela, experta a cargo de nuestro bit “Empoderamiento femenino”, también destacó algunos tips.

  • Autogestión. Un líder hoy es aquel que sabe manejarse a si mismo. Que se conoce, que sabe bien cómo reacciona ante determinados estímulos y por supuesto que busca la objetividad en la toma de decisiones. Así que cuida bien de ti. Ponte en tu lista de prioridades, no hagas las cosas solo por darle gusto a otros, negocia tan bien para ti como lo haces para los demás. Una buena manera de autogestionarte es conocer y entender bien como está tu balance mente, cuerpo y alma. Es una triada perfecta que un líder debe tener en equilibrio. Así que, preocúpate por ti. Nunca vas a inspirar a nadie si no se ve en ti balance.
  • Busca influenciadores que te ayuden. Las organizaciones hoy son cada vez menos matriciales así que procura encontrar gente que pueda ayudarte a influenciar a otros. Debes influenciar a través de acciones y de ideas con soporte. Los grupos por lo general tienen personas que son líderes que influencian de manera natural, referentes para otros, aunque no tengan jerarquía. Llévalos a tu lado para que sean tus “abogados” naturales.

 

  • No le temas al conflicto. No debes generar líos ni llevar la contraria por tarea, pero si es bueno que no te de miedo sentar tu posición cuando es necesario. Los grandes líderes deben tomar decisiones que a veces son impopulares y deben tomar posición cuando es necesario. Así que, si quieres construir un legado, llénate de argumentos que protejan los propósitos colectivos del equipo y lánzate a defenderlos, con respeto y con inteligencia pero que generen ruido si es necesario. Que eso no te atormente.

 

Para terminar, la experta asegura que “el liderazgo de hoy necesita fuerza, inteligencia e inspiración. Las mujeres tenemos eso de sobra de una manera arquetípica porque en la historia hemos sido protectoras, tenemos la intuición y el carácter para ser cuidadoras. Usa eso a tu favor y llénate de poder para no ir en contra de los hombres sino para encontrar en ellos los aliados de tu carrera”.