fbpx

Las habilidades blandas son el boom de este tiempo, hemos visto todo su potencial y cómo ayudan a los profesionales, así que no es de extrañar que quieran saber tips para  habilidades blandas y cómo conseguirlas.

Es tanto que, según la Encuesta de Habilidades al Trabajo (ENHAT), publicada por el Banco Interamericano de Desarrollo, la ausencia de estas habilidades es una de las causas principales por la que es difícil encontrar la persona correcta para un cargo.

Pero el equipo de recursos humanos tiene la tarea de identificarlas y potenciarlas en los colaboradores. Muchas veces las personas solo quieren ejemplos de habilidades blandas y creen que con eso ya tienen el visto bueno.

Y, aunque son profesionales idóneos, con las competencias laborales para su cargo, una falla en una de estas habilidades puede estar opacando todo su potencial. 

La solución suele ser muy técnica o teórica, una lista de consejos sobre objetivos, buscar expertos, trabajar en el desarrollo emocional, y sabemos que eso está bien, pero queremos ser más prácticos.

Así que, te compartimos unos tips del día a día que les puedes dar a tu colaboradores para desarrollar sus habilidades blandas.

Aprende a hablar nuevamente

Seguramente has estado en una reunión en la que una persona se adueña del micrófono, habla más de lo necesario, da detalles que no hacen falta  y el resultado es un equipo disperso y que no presta atención por una mala comunicación.

¿Qué le dirías a este colaborador? El tip es que hable con niños en su rutina fuera del trabajo. Si logra conectar con niños, preadolescentes o incluso adolescentes, va a lograr conectar con su equipo. La clave está en practicar explicar o hablar de forma sencilla y con términos que pueda entender hasta un niño. 

Otro punto clave es estar enterado de qué pasa en las redes sociales, uno tiene que estar actualizado en el lenguaje del mundo, no en el lenguaje de la propia disciplina.

Cómo pensar fuera de la caja

Sabemos que en algunas personas la creatividad no es su fuerte y no está mal. Pero como bien decía Ratatouille “cualquiera puede cocinar”, solo hace falta buscar otros métodos. Lo primero es que la idea no la tiene que hacer solo, para eso también están los equipos.

El tip para esta habilidad blanda es preguntar por ideas, por cómo lo harían otros y que esas ideas, sirvan de inspiración para la tarea que tiene a su cargo.

Ahora, para desarrollarla un poco hace falta cambiar las formas del día a día. Una persona que no es creativa suele seguir patrones de comportamiento muy puntuales, vamos a romper con esa rutina.

¿Cómo? Aconsejarle que cambie sus hábitos, que pida un sabor diferente de helado la próxima vez, y si nunca se atrevería a montar en una montaña rusa, este es el momento de hacerlo.

Estos cambios no siempre van a ser de su agrado, seguramente de muchos se arrepentirá, pero su creatividad se lo va a agradecer. Estos tips también funcionan para desarrollar la muy conocida adaptación al cambio.

La autogestión no es misión imposible

Aunque ya no existe la sensación de pandemia y cuarentenas, la virtualidad hace parte de la rutina laboral de muchas personas. La autogestión es una habilidad blanda vital, pero a muchos les sigue costando.

Para estos llamados procrastinadores les tenemos una lista de acciones:

  1. Sé ordenado, limpia todo el ruido visual que trae distracciones.
  2. Define tus 3 prioridades del día y concéntrate en ellas.
  3. Busca metodologías como pomodoro que te permita cumplir tus objetivos.
  4. Identifica los ambientes de mayor productividad (silencioso y solitario o con personas y mucho ruido) y úsalo a tu favor.
  5. Analiza en qué momentos del día eres más productivo para ciertas tareas.

Otro tip importante es el acompañamiento de su líder, no hablamos de la presión de qué estás haciendo en cada momento del día, porque eso solo generaría más presión y la persona seguiría procrastinando.  Nos referimos a definir las tareas que debe entregar en la semana y estar pendiente de cómo va el avance de esas tareas.

Un líder de oídos de palo

El liderazgo también necesita de tips para desarrollarlo. Hemos visto líderes que les cuesta abrir sus oídos a otras perspectivas. Para ellos, te compartimos una actividad con su equipo.

Vas a reunirlos a todos en una ronda. En un post it el líder va a escribir una primera idea, luego pasa el papel a la derecha y cada integrante debe complementar la idea. El punto es que el papel dé la vuelta por lo menos unas 5 o 6 veces.

En la cuarta ronda se generan ideas innovadoras, muchas seguramente descabelladas e imposibles de cumplir, pero así le abres los oídos al líder.

Ahora, como recursos humanos debes estar preparado para identificar las fallas en las habilidades blandas de tus colaboradores, si no lo estás, el tip para ti es estudiar. No existe una fórmula mágica, el feedback y autofeedback son importantes.