fbpx

El estrés es uno de los grandes problemas de los trabajadores de nuestro tiempo y es el detonante de muchas otras enfermedades tanto físicas como emocionales. De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el nivel de estrés que manejemos en el trabajo representa pérdidas de entre en un 0.5% y un 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) de los países.

Leer también: 4 Cosas que puede hacer para reducir el estrés en sus empleados

Jefes tóxicos, ambientes laborales nocivos, exceso de trabajo, fallas en a la organización del tiempo y malas condiciones empresariales son algunas de las razones por las que un trabajador permanece estresado. De acuerdo con el portal web, “estrés laboral” esta situación está asociada con una reducción de la productividad de las empresas y un descenso de la calidad de vida de aquellos que lo sufren, pudiendo incluso ser motivo de baja laboral en los casos más graves, por lo que es conveniente aprender cómo combatirlo, y conocer técnicas eficaces para su manejo.

¿Quiere saber si usted o sus empleados sufren de estrés laboral? El siguiente test le ayudará a averiguarlo.

Leer: 5 estrategias de RRHH para gestionar el estrés en las empresas

¿El estrés puede transformarse en una enfermedad mental?

Se debe decir primero que el estrés no es considerado una enfermedad, sino una reacción fisiológica ante un agente externo. Se deben evaluar las condiciones propias del trabajador como su personalidad, la crianza y qué tan severo ha sido ese nivel de estrés. Esos factores predisponen y pueden ser un desencadenante para un desgaste mental severo.

Hay algunas señales de alarma que da el cuerpo, y que se pueden identificar fácilmente, como problemas de sueño o de alimentación, alteraciones frecuentes del ánimo, temores injustificados relacionados con el trabajo que mejoran cuando no se está expuesto a él. Cuando estos síntomas son cada vez más crónicos y severos se podría estar constituyendo una enfermedad mental laboral.