fbpx

¡Alerta Spoilers!

Hace poco se estrenó la película Godzilla vs Kong, un filme que había sido muy esperado luego de que se conociera en películas anteriores el poder y habilidades que tienen ambos monstruos.

Lejos de querer hacer una crítica de esta película, queremos explicar los diferentes tipos de capacitación que hay en la actualidad y la importancia de la educación en un mundo que nos exige cada día estar más preparados usando como insumo el exitoso filme.

Como Godzilla y King Kong, la educación virtual y la presencial tienen una base común en su origen, pero presentan grandes diferencias. Estas son algunas:

Tiempo y espacio

La educación presencial tiene un horario y lugar definido donde se dará el proceso educativo. La educación virtual, por su parte, le permite a los estudiantes estudiar desde donde quieren a la hora que quieran.

Duración de las sesiones

 En la mayoría de las plataformas de educación virtual, la técnica que se usa para aprender es la de Microlearning, es decir se usan módulos cortos para garantizar la retención del conocimiento. De otro lado, las clases presenciales suelen tener una duración de 2 o 3 horas para justificar el desplazamiento.

Métodos de enseñanza

La digitalización permite que se usen recursos multimedia para el aprendizaje de los estudiantes, por ejemplo, videos, presentaciones interactivas y gamificación. Las clases presenciales tienen métodos de carácter más tradicional pero permiten una mayor socialización e interacción tanto con el profesor como con los compañeros.

Te recomendamos leer: Descubre qué tipo de líder eres con nuestro test de personalidad

En el climax de la película, si bien Godzilla impone su victoria, lo cierto es que ambos tienen habilidades que los hacen los poderosos animales que son. Algo similar sucede con estos tipos de educación, cada una tiene elementos que las hace especiales y necesarias en contextos distintos. Por ejemplo, el e-learning es particularmente útil en procesos de entrenamiento corporativo o educación continuada profesional, mucho más en la coyuntura que atraviesa el mundo, donde la digitalización se ha vuelto una herramienta clave para adaptarnos a los cambios.

Volviendo al filme, en las partes finales, se evidencia que el gran enemigo realmente es MechaGodzilla, una versión mecánica creada a la imagen del poderoso titán. Lo que hace que ambos animales se unan para acabar con esta amenaza para la humanidad. De esa manera, a modo de conclusión, los monstruos terminan demostrándose respeto mutuo.

Esta podría ser la conclusión también de la eterna pelea que tiene la educación virtual y la presencial o tradicional, ambas, a fin de cuentas, luchan contra un enemigo común, las brechas educativas y de habilidades que tiene el mundo.  De ahí que actualmente existan modelos mixtos como el blended learning que combina lo mejor de ambos tipos.